¿Cómo hacer la configuración de los plugins de un blog creado con WordPress?

Antes de comenzar a configurar los plugins en un blog creado con WordPress, debes escoger un theme entre las opciones que te ofrece la herramienta.

Si no sabes por dónde comenzar, no debes preocuparte hoy te traemos los pasos para escoger e instalar el theme de tu sitio web, así como también como configurar los plugins en WordPress.

Elección e instalación del theme

La verdad es que este no es un paso complicado, ya que en Internet vas a encontrar muchísimos themes para WordPress. Lo que si debes tener en cuenta es que algunos son gratuitos pero otros no, los que no son gratuitos generalmente se encuentran dentro de la categoría Premium.

Lo mejor de todo es que para instalarlos o usarlos no necesariamente debes saber programar,  ya que existen algunos que te permiten darle la apariencia que quieras a tu web mediante un asistente, sin que sea necesario tocar una sola línea de código.

De manera general puedes encontrar  themes en tres orígenes:

  • En el repositorio de themes gratuitos de WordPress.
  • En ThemeForest (que contiene siempre themes Premium).
  • Themes Premium los cuales tienen una versión gratis en el repositorio de WP.

 A pesar de que hay muchos sitios de donde tomar los themes, no todos son seguros para realizar la descarga, así que debes cuidarte de no agarrar algún malware que infecte tu web.

Después que descargas  de manera segura el theme y lo descomprimes, debes subirlo a través del cargador de archivos de WordPress. Generalmente el proceso de instalar un theme gratuito desde el repositorio es mucho más fácil que instalarlo desde un .ZIP.

Posteriormente tienes que comenzar a configurar el theme de acuerdo a su plantilla. Después de haberlo configurado continúas con el proceso de selección e instalación de los plugins mas recomendados para crear una buena base en el sitio web.

Instalación y configuración de plugins

Debido a que existen demasiados plugins, es posible que al principio te resulte complicado escoger los más apropiados, sobre todo  si no cuentas con una gran experiencia. Pues si eres un nuevo usuario WordPress quizás no sepas cuales son las opciones que más se adaptan a tus necesidades.

Con respecto a la cantidad de plugins que puedes instalar debes tener en cuenta que los mismos consumen recursos, por lo tanto mientras más instales, más recursos del servidor consumirá la instalación.

 

Lo más recomendable es que comiences por instalar solamente los plugins que necesitas para cubrir las necesidades de tu blog o sitio web, en todo caso te sugerimos que si quieres irte por lo seguro y no sabes cómo emplear los plugins Premium, tendrás que abastecerte en el repositorio de plugins de WordPress.

Si no tienes idea de cuales emplear, veamos cuales son los que puedes elegir de manera que tu blog tenga las funciones básicas.

En este caso hemos hecho una selección para ti, en el cual te iremos explicando para que sirven cada uno de ellos. Comencemos a formar la base con estos plugins:

Yoast SEO

Este plugin es nada más y nada menos que la suite de SEO on Page para un blog creado con WordPress más sencillo de configurar. Aquí se podrá configurar un archivo que es exportado que solo se tendrá que subir para realizar el Yoast SEO.

EWWW Image Optimizer

Este es el plugin que se encarga de la optimización de imágenes, a pesar de que es gratuito  es muy potente, incluso más potente que WP Smush. Te permite optimizar las imágenes justo en el momento que las subes al blog.

ContactForm 7

Este es uno muy utilizado para los formularios en WordPress porque además de ser gratis, cumple con los objetivos y es fácil de usar.

Anti-Spam

Este plugin no te puede faltar ya que es uno de los mejores plugins anti-spam que hay, puesto que no necesita configuración. Desde el justo momento en que lo instalas comienza a proteger los formularios de datos y comentarios de spam.

Wordfence Security

Esta es una de las mejores suites de seguridad que hay en formato plugin disponibles en WordPress. Lo bueno es que es gratuito y permite luchar contra el malware, además de tener a raya los ataques de fuerza bruta contra el login de WordPress.

BackWPup

Es un gran plugin para copias de seguridad en WordPress, debido a que permite automatizar la creación de copias de seguridad y el proceso de subida a servicios como Dropbox o a un servidor FTP.

Disqus Comment System

Es también muy importante que escojas este plugin, ya que es un gran sistema de comentarios y te permite mantener la interacción en la plataforma de WordPress.

 

Google Analytics by Yoast

Es un buen plugin ya que permite insertar el código de tracking de Google Analytics en WordPress y te ofrece alternativas para filtrar por roles de usuario.

Lockdown WP Admin

Este es muy útil ya que permite ocultar la URL de login de WordPress, de manera que puedes mantener protegida la instalación frente a posibles ataques de fuerza bruta.

Easy Social Share Buttons

Este es el plugin que permite insertar iconos sociales en la web, esto es útil en el caso de que el theme no los tenga por defecto. Realmente es importante que lo instales ya que si has decidido crear un blog es porque deseas viralizar sus contenidos en redes sociales.

Cabe destacar que en la selección que te hemos mostrado no se han incluido los plugins de caché ni los del theme, debido a que algunos son muy específicos y otros muy variables. Solo debes buscar un artículo especializado en esos plugins.

Después de escoger cuales son los que vas a colocar en tu blog solo debes proceder a instalarlos y la verdad es que este proceso es muy sencillo simplemente debes seguir los pasos que se te indican y ya.  Generalmente los pasos para su instalación son similares.

Cuando terminas de instalar y configurar todos estos plugins tendrás una buena base para comenzar a utilizar el blog que has creado. Debes tener en cuenta que quizás después te toque añadir y configurar plugins con posterioridad.

Esperamos haberte ayudado a comprender cuáles son los plugins que puedes comenzar a instalar en tu blog de WordPress, de manera que puedas comenzar a trabajar lo más rápido posible.