La aptitud y la actitud son aspectos  que evalúan las compañías a la hora de contratar a los empleados. Estas  palabras son parecidas, pero tienen significados diferentes. Según la RAE, la aptitud es la  capacidad para el buen desempeño o ejercicio de un negocio, de una industria, de un arte, etc. Mientras que la actitud es el comportamiento o la disposición que se tiene para realizar una actividad.

La aptitud es algo innato, por ejemplo en un país de sur américa existe una tribu indígena, cuyo cuerpo está adaptado genéticamente para cargar objetos pesados, por lo tanto esa es la aptitud de dicha población. Pero el comportamiento, (positivo, negativo, ánimo o desánimo),  que cada una de estas personas tenga a llevar las cosas, esa es la actitud.

formas de encontrar empleo

Para Sternberg un psicólogo renombrado existen tres tipos de inteligencia y las personas usan una de ellas más que otras. Ha esto se debe que muchas veces en una carrera universitaria, un estudiante pueda obtener las mejores notas y ser el mejor del grupo académicamente, pero al momento de trabajar, a esta persona se le dificulta encontrar empleo, mientras que otro de sus compañeros, tal vez el que no tenía buenas calificaciones obtiene un cargo rápidamente. Al evaluar este caso la persona con el mejor promedio, no tenía la capacidad de resolver problemas, de adaptarse a las situaciones, ni la empatía con los entrevistadores.

Las empresas aparte de evaluar los conocimientos del área o la disciplina que buscan también  observan las aptitudes y actitudes del futuro trabajador. A continuación se realizará un listado de las destrezas que se deben tener o desarrollar para conseguir un empleo.

Actitudes

Ser positivo

Mantenerse positivo no sólo en la entrevista, sino en el trabajo es una actitud muy valorada por las empresas. Muchas veces al desempeñar una labor se pueden presentar algunos problemas y observar todo desde el aspecto negativo empeora la dificultad. Cuando se ve el vaso medio lleno y no al contrario se logran resolver las adversidades. Además, una persona que se encuentra quejándose constantemente es rechazada la mayoría de las veces, por lo que tampoco será valorado para trabajar en equipo.

Seriedad

Este aspecto se refiere a cumplir el trabajo a cabalidad y con efectividad, independientemente del trabajo que sea. En algunas oportunidades el trabajo puede relacionarse con un disfrute y por lo tanto tomarlo a la ligera. Por ejemplo un visitador médico, es una persona que tiene que hacer viajes a diferentes zonas y muchas veces alejarse de sus supervisores, la seriedad implica continuar haciendo sus labores sin distraerse.

Implicaciones con la empresa

Al buscar un trabajo el postulante será investigado por los empleadores. Pero una de las tareas del solicitante es indagar sobre la empresa o negocio al que quiere pertenecer, cuántos años tiene funcionando, a que se dedica, cuántas sucursales tiene, el puesto al que se aspira llegar. Informar acerca de estos conocimientos es bien visto por los entrevistadores.

Simplicidad

Al pensar en el trabajo el empleado se debe enfocar en esto y no vincularlo con los miles de problemas que tiene. Indicar en una entrevista de trabajo que se necesita tiempo para llevar a los hijos a la escuela o para ir al médico con los padres, es una actitud problemática que los empleadores verán y determinarán como negativa.

Honestidad

Ser honesto en relación a las actividades laborales es una actitud valorada. Indicar que algo no se sabe pero se está dispuesto a aprender, es más estimado que indicar que se conoce algo y luego cuando se hace una pregunta específica del tema no se pueda contestar.

Sentido de pertenencia

Esto se refiere a demostrar que cuando se trabaja para una compañía el empleado siente que es parte de ella y que lo bueno, lo quiera celebrar y lo malo lo desea arreglar. Al momento de una entrevista siempre se pregunta por la experiencia laboral, indicar los aspectos positivos de la otra empresa y el haberse sentido como parte importante de ella es reconocido. Señalar sólo el aspecto negativo y no vincularse a como se consiguió resolver un problema indica que el trabajador podría comportarse de esa forma en la nueva compañía por lo que no es el adecuado.

Empatía

Ser cordial tanto en la  entrevista como en el trabajo, es fundamental. Que los compañeros puedan hablar entre sí,  se produzca un clima de respeto y amabilidad en una empresa es fundamental. Y siguiendo con el primer ejemplo dado, se puede ser muy inteligente, pero si no se tienen la actitud para hablar con los demás, entender sus ideas y hacerse entender, será muy difícil establecerse en cualquier área laboral.

formas de encontrar empleo

Aptitudes

Capacidad para encontrar soluciones y nuevas ideas.

Las empresas valoran mucho a los empleados quienes pueden resolver los problemas, quienes ven las dificultades desde diferentes perspectivas para solventarlas y cada día ponen pruebas más específicas para determinar estas habilidades.

Adquirir con rapidez nuevos conocimientos

Esta aptitud también se puede llamar adaptabilidad, el poder cambiar la forma como se hace algo, debido a la innovación o a la falta de tecnología es primordial en un empleado.

Trabajar en equipo

Poder presentar las propias ideas, pero también valorar las ideas de los compañeros apoyarlas y gestionar para que en grupo se pueda desarrollar un trabajo, es  una habilidad requerida.

Creatividad

Algunos trabajadores pueden señalar que en su área no se necesita la creatividad, pero esta se encuentra en todo, hasta en la forma de desarrollar un trabajo de una forma más rápida o sencilla.

Capacidad para liderar

Es cierto que muchos líderes juntos puede ser problemático, pero en algunos momentos el liderazgo, puede pasar de un empleado a otro y puede depender del proyecto a ejecutar. Saber ser líder en algunos momentos y seguidor en otros es imprescindible.

Versatilidad

Saber del área o disciplina en la que tiene la necesidad la compañía es importante, pero tener además otros conocimientos, puede ayudar a que en un futuro se le ofrezca un ascenso.

Presentar nuevas ideas

Tener la iniciativa para presentar las ideas o para ofrecerse a realizar actividades es valorado por los empleadores.

Para concluir al buscar un empleo no sólo se necesita tener los conocimientos. También las relaciones sociales, las habilidades para resolver problemas, las preparaciones extras, el liderazgo, la honestidad y la creatividad, entre otras son las actitudes y las aptitudes que las compañías actuales buscan en sus trabajadores.